27 marzo, 2013

El Principito, Antoine de Saint - Exupéry

Título: El Principito
Título Original: Le petit prince
Autor: Antoine de Saint - Exupéry
Traducción: Bonifacio de Carril
Editorial: Alianza Editorial
111 págs.
Ficha en Goodreads

¿Podéis creeros que hasta este día no había leído El Principito? Bueno, pues créeroslo. Ahora, ya puedo intentar continuar con mi vida después de haber leído esta maravilla. La verdad es que no siento que haya tenido que leerlo siendo más pequeña; de esa forma no me habría enterado ni de la mitad. El principito es un cuento para adultos, un agridulce recordatorio de que todos hemos sido alguna vez mocosos de 8 años con el único deseo de jugar y ser feliz. Utilizo el pasado porque, en efecto, ya no lo somos y, aunque a algunos aún nos quedan las ganas de soñar - aquí una servidora - puede que personas más alejadas de esa irrepetible, memorable y a la vez olvidada niñez ya no se sienten nunca a pensar en la importancia de lo no material, lo no palpable o en la belleza de aquello que no se ve, atrapados como están en asuntos de negocios, dinero, alcohol... siendo presos de la vanidad y del deseo de poder. ¿Y qué pasa con las estrellas, el cielo, las flores? ¿Qué pasa con los amigos, los que aman y los que necesitan ser amados? ¿Que pasa con los sueños rotos? ¿A dónde van los pedazos? ¿Quién se los lleva?

Porque, en efecto, en esta novela es aquello que no se ve lo que hace que esta obra sea una obra maestra en la que cada página expone una enseñanza tan importante, nueva y, a la vez, presente en toda la historia de los hombres que creo necesaria una segunda, tercera, cuarta lectura para exprimir todo el contenido. Qué más da el número de páginas, qué más dan los dibujos - fantásticos -  qué más da el tiempo que tardes en leerlo - no más de una hora -. Lo que sí importa es la sensación que queda después de leerlo, como si de pronto hubieses hecho un gran descubrimiento: has sido exiliado del país de los niños y, lo que es peor, te has dejado, te fuiste con una sonrisa en la cara y sin mirar atrás. Ahora es tarde...¿o quizá no?
El Principito es como un espejo que te ponen en la cara: de repente ves tus facciones, en mi caso aún son jóvenes - tengo 17 años - pero tus ojos no son los mismos. Si enfocas la mirada para ver lo que hay detrás de ti ves ese camino que has dejado y, entonces, si todavía te llaman los mismos sueños de antes, podrás regresar y volver a ser un niño mientras el libro siga abierto, mientras el espejo siga en frente de ti enseñándote el camino que hay a tu espalda. Por tanto regresarás al Planeta de los Niños casi con los ojos cerrados, sin ver dónde pisas, algo inseguro con los ojos de un adulto.

Una obra de arte pequeñita para niños grandes. Como soy buena no os destripo el libro para que, si no lo habéis leído o lo habéis hecho de pequeños, le deis una oportunidad. Por favor.
"A Léon Werth

Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una buena excusa: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona mayor es capaz de comprenderlo todo, incluso los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona mayor vive en Francia, donde pasa hambre y frío y necesita de mucho consuelo. Si todas estas razones no fueran suficientes, querría dedicar este libro al niño que en otro tiempo fue esta persona mayor. Todas las personas mayores han sido niños . (Pero pocas de ellas lo recuerdan). Corrijo, entonces, mi dedicatoria:
A LÉON WERTH, cuando era pequeño."

12 comentarios:

  1. Yo también lo leí cuando era pequeña

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchas ganas creo que soy de las pocas que aún no se ha leído el libro.

    ResponderEliminar
  3. Me encanto este libro, es hermoso!

    ResponderEliminar
  4. Yo lo leí hace poco y me encantó. Y pensar que no lo leí antes porque pensaba que era para niños. Que error.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Yo no lo e leido,espero leerlo pronto ya que es super cortito.

    ResponderEliminar
  6. Lo lei hace un montón de años y me gustó mucho, ahora estoy intentando buscar un hueco para releerlo
    besos

    ResponderEliminar
  7. Quiero releerlo pronto para hacer una reseña, la verdad es un libro muy bonito, tiene varias enseñanzas importantes :) Besos!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo29.3.13

    El libro es único, bellísimo... Me hubiera gustado saber qué hubiera escrito Antoine en la segunda parte del libro en donde la Rosa se convertiría en la princesa de sus sueños.

    ResponderEliminar
  9. Uno de mis grandes pendientes!! Todo el mundo coincide en que debería leerse de pequeño, pero ya se me pasó la oportunidad!! así que lo haré de mayor ^^

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Preciosa reseña. Lo leí cuando era pequeña, y tienes razón; fue cuando fui mayor cuando lo supe apreciar de verdad. Considero que es un libro que debe ser leído cada cierto tiempo, para no olvidarnos de ese niño/a que una vez fuimos. Sería muy triste si no pudiéramos recordarlo.
    Estupendo blog; te seguimos :)

    Un abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.