09 mayo, 2013

Clockwork Princess, de Cassandra Clare

TÍTULO: Clockwork Princess
SAGA: The Infernal Devices #3
AUTORA: Cassandra Clare
EDITORIAL: Simon & Schuster
568 págs.
Ficha de Goodreads

SIN SPOILERS
Soy totalmente sincera cuando digo que lo de pasarlo mal me va y este libro es la prueba de ello. Lo compré por Book Depository y me llegó la semana en la que tenía millones de exámenes. Tuve suficiente fuerza de voluntad como para no empezarlo inmediatamente. Pero llegó el puente de Mayo y os juro que el libro me miraba; ¿la luz esa que sale del libro en manos de Tessa? - sí, sí, esa. - me cegaba desde la mesita de noche. Así que no me resistí a empezarlo y ha sido la primera vez que no he abierto y he cerrado un libro de CDS en un mismo día, una sola vez. Podéis pensar que la razón a todo esto es que está en inglés - y sí, admito que también - pero sobre todo ha sido la sensación de que cada página era importante; cada frase, mirada y susurro tenían algo que decir y con esa sensación pasé todas las páginas de Clockwork Princess.

Para los que me conocéis sabréis que el mundo que ha creado Cassandra me apasiona, pero siempre hubiese puesto a The Mortal Instruments antes que The Infernal Devices. Hasta este libro. Clockwork Princess es una novela más profunda, madura, trabajada que todos lo antes escrito por su autora en el que se explotan los sentimientos más arraigados a las personas tales como el amor, la amistad y el miedo; miedo a no ser amado, a no saber amar, a no estar a la altura de las circunstancias; y miedo a la muerte.

Es imposible hablar de Clockwork Princess sin hablar de sus personajes, todos ellos tan complejos en todos sus matices y facetas. Tessa, que me ha sorprendido con esa valentía y fortaleza - ¿Quién necesita ser rescatada? - Charlotte y Henry, Gabriel y Gideon Lightwood, la pequeña hermanita de Will, Cecily, que resulta no ser tan pequeña e inofensiva; Magnus tan impresionante como siempre. Todos, a pesar de ser secundarios, son protagonistas de sus propios asuntos, algo que me apasiona de las novelas de Cassandra: ese arte a la hora de crear y perfilar cada personaje para que el lector pueda imaginarse hasta el más mínimo detalle de su forma de pensar, actuar y sentir. Pero, Jem y Will son...son...- se queda sin palabras - los dos personajes más profundos que he podido encontrar en ambas sagas de CDS. Cassandra exprime la relación de parabatai hasta que el lector no puede más y explota entre sollozos y lágrimas, maldiciendo porque las lágrimas no le dejan entender las palabras escritas. Podréis pensar que Cassandra le da más importancia, más fuerza al amor, y es cierto, pero este tiene muchas formas y una de ellas es la amistad. La más profunda que podáis imaginar, para estrujarla, retorcerla hasta que no queda nada más que dolor, angustia y sufrimiento. Y eso es para lo que debéis estar preparados si conectáis tanto con los personajes creados por Cassandra como yo.

Tengo que hacer un aparte para Will porque he acabado tan, tan destrozada con este personaje - con la historia en general -, con su debilidad, su fortaleza, su buen corazón, sus grandes, poderosos y desesperanzados sentimientos, su miedo a ser feliz, su terror a no saber quién es, qué hace aquí o cómo continuar, y su amor incondicional por los libros Recuerdo acabar el libro y no poder pensar en otra cosa que no fuese en cómo el tiempo todo lo devora, en cómo habían calado hasta lo más hondo Jem, Tessa y Will. Si esperáis un triángulo amoroso normalito, olvidaros. No es amor entre la chica y los dos chicos, y odio entre estos dos últimos. No, no. La cosas son más complejas. Existe un cordón que les une a los tres, en el que cada uno de ellos lo daría todo por los demás; un amor tan fuerte que mis palabras parecen insulsas, pobres para hacerle justicia. Pero no las de Cassandra. Os juro que os robará suspiros, gritos, risas, nudos en el corazón, lágrimas, exclamaciones como "¡lo sabía!" o simples ataques al corazón. Pero el resultado es uno y es muy, muy agridulce. De esos que te hacen querer releerte el libro nada más haberlo acabado pero te das cuenta de que te resulta imposible reencontrarte con los personajes como si nada de lo que acabases de leer hubiese aún ocurrido. Aunque toda la novela va encaminada a un final impredecible, una vez lo acabas sabes que debía ser así. Para entonces, tu corazón ya está roto y necesitas tiempo para superar ese epílogo - en serio, id mentalizados-.

“Who am I?” Will whispered. “For years I pretended I was other than I was, and then I gloried that I might return to the truth of myself, only to find there is no truth to return to. I was an ordinary child, and then I was a not very good man, and now I do not know how to be either of those things any longer. I do not know what I am, and when Jem is gone, there will be no one to show me.”


Todos los secretos y misterios son revelados en esta última parte de la saga TID, o quizá no todos. Lo que sí es cierto es que la intriga está llevaba perfectamente y hay varios giros que te dejan mareado y un "no puede ser" en los labios. En la contraportada podéis encontrar un árbol genealógico de los Lighwood, Herondale y Carstairs, el cual conseguí no mirar hasta que acabé el libro. ¡No lo hagáis! Es un nido de spoilers. Clarifica muchísimo todos esos entresijos de familia que ahora están en el aire - no sabéis lo bien que sienta saber algo que los demás no, a no ser de que hayáis leído el libro en inglés, en cuyo caso, me callo -.


En conclusión, el mejor libro que he leído de CDS hasta el momento. No lo digo desde esa perspectiva en la que te encuentras nada más acabar el libro. No, lo digo después de haber reflexionado sobre él largo tiempo. Os doy un consejo: no lo devoréis, leedlo poco a poco disfrutando de cada escena. En los detalles están los secretos y este libro necesita que le deis tiempo para que cale en vuestros huesos y lo paséis mal. Porque sí, vais a pasarlo mal. Antes de leerlo - por las ganas -, durante su lectura - ya lo veréis -, y después porque echaréis tanto de menos a los personajes que durante unos días no querréis hablar de otra cosa.



8 comentarios:

  1. Aunque queda muy poco tiempo para su salida en España, no veo el momento de que salga y poder adentrarme en este desenlace de Los Orígenes >_<

    Muy buena reseña.

    Un abrazo XXL

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Me acabas de matar.
    Todavía no me he leído el libro y ya sé que me voy a morir por el camino. Esos tres personajes me han marcado y saber que lo que las cosas que les ocurren no son muy buenas, me destroza. Aún así estoy deseando leerlo y sí, me tomaré mi tiempo si no quiero que me dé un ataque.
    Muchas gracias por la reseña.
    Besis.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, lo siento,pero no he podido leer toda la reseña y es que quiero llegar a leerlo sin saber nada de él.
    Pero ya me spoilee un poco en tumblr -.- y bueno con eso tuve suficiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Woooww!!!!! A mi
    Me quedan ya unosdías y lo tendré en mis manos!!! Muy muy muy buena reseña!!!! Me jas dejado :O Por favor!!! Quiero a Jem, pero soy team Will hasta la muertaaa!!! Siento que este personaje va a acabar destriado o algo!!! Estoy super frustraaaaaaaadaaaaaaa >.<
    Besos^^

    ResponderEliminar
  5. Esta saga nunca me llamó pero la tendré que leerla por narices algún día de estos xD Algún día de estos.

    ResponderEliminar
  6. Hoy me ha llegado el último de TMI, así que dentro de nada me pongo con los orígnes, tengo unas ganas increíbles...
    Te sigo y te mando un besote!

    ResponderEliminar
  7. Ho Dios lo he leído y ahora quiero volver a leerlo, es sin duda una de las mejores historias que he leído y es que me ha hecho llorar a pesar de mis intentos por no hacerlo y me ha hecho reír más de una vez.. Es

    ResponderEliminar
  8. Me muero por leer este libro. Pero aún no termino con los de Cazadores de Sombras. :)

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.