05 septiembre, 2013

Juego de tronos, George R.R Martin



Qué os puedo contar de Juego de tronos que no sepáis ya. Quienes no lo hayáis leído quizá hayáis visto miles de reseñas de uno de esos libros que parecen gustar a todos. Me gustaría poder decir que yo no he caído en las garras de George R.R Martin pero los que me sigáis por Twitter sabréis que sí, que he caído como una idiota. No he ido con lupa, intentando sacar fallos de las piedras sino que me he dejado llevar por esa fascinante mezcla de aventuras caballerescas, intrigas palaciegas, amistades peligrosas, misterios escondidos bajo faldas y yelmos,  guerra, sangre, amor y magia. Intenté ir sin expectativas pero todos sabemos que en cuanto se nos pasa por la cabeza el pensamiento de "no te hagas ilusiones", es que nos hemos hecho ilusiones, y muchas. Todas han salido ilesas, en este caso, incluso cuando a mí la fantasía épica me deja más bien fría normalmente, Juego de tronos es otra cosa. Es elevar el género a un grado más complejo y completo, el de las emociones puramente humanas. La ambición, la sed de poder, la traición, la lealtad, la esperanza, la lujuria, el amor. Sentimientos con los que Martin teje una red de sospechas, mentiras, medias verdades y una única certeza inamovible: Winter is coming.

Pero sentimientos son los que tú tienes a lo largo de la lectura - feelings, feelings everywhere! -. Tan pronto te estás riendo, como gritando de rabia, bien con alguna lagrimilla asomando o bien negra de indignación. Y todo esto se debe a que lo que hace este hombre con los personajes es arte, perverso y bello a un mismo tiempo. De un momento a otro puedes odiar, querer, admirar, repudiar, o compadecer a cualquiera de ellos. No puedes evitar coger más cariño a unos que otros. Por ejemplo, Daenaerys se hace querer, con su fuerza y esa ingenuidad que va desvaneciéndose entre las páginas y que, me temo, no durará ya mucho. Tyrion - ¡qué risa con este hombre! - claro símbolo de inteligencia sobre fuerza bruta en un mundo en el que prima más bien lo segundo. Arya, esa niñita luchadora. Jon, el bastardo más noble de todos. Ned  (Martin, te odio) que es honradez y justicia en persona. ¿Dije en algún momento que ODIO a los Lannister? Bien, pues exceptuando a Tyrion, así es. A eso me refiero, el autor consigue que, de tan complejos y bien perfilados que son los personajes, no quede más remedio que conectar con todos. De una forma u otra, te ves dentro de ese juego de tronos en el que, en palabras de Cersei, sólo se puede ganar o morir.

Pero, ¿qué es lo que me ha fallado en esta novela? Quizá pudiera decir el hecho de que la muerte sea inevitable incluso para los grandes protagonistas o que de repente surjan cambios que te rompen el corazón - qué exagerada soy, por Dió - pero eso sólo hace que me guste más. Lo que le ha quitado algo de lo bueno al asunto ha sido su ritmo. Bastante lento, yo hubiese agradecido más rapidez en la historia aunque nunca he llegado a aburrirme. Poco a poco, en cada capítulo - contado por distintos personajes para conocer sus puntos de vista, lo cual ha sido otro de los aciertos del autor - el ritmo iba en crescendo hasta llegar al ¡BAM! y dejarnos a cuadros. Y así, la sensación de que algo horrible iba a ocurrir ha sido la que me ha hecho seguir y seguir leyendo. Y, por supuesto, lo que hace que vaya a leer el siguiente. Esto no se puede quedar así, George R.R Martin. Él parece contestarme: "pues ya verás, ya verás..."

10 comentarios:

  1. Yo en breves me pondré con el segundo...voy lenta que luego sino me va a tocar esperar y lo llevo muy mal jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que tengo muchas ganas de leer este libro pero no encuentro tiempo TT.TT
    Me alegro mucho de que hayas caído en las garras de Martin, como parece que ha hecho todo el mundo ya xDD
    A pesar de que en algún momento se hace lento (nunca he visto un libro tan tocho al que no le pase eso), estoy segura de que en general la lectura merece mucho la pena.
    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  4. tengo muchas ganas a ese libro
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Yo tenía muchísimas ganas de hacerme con él y por fin cayó en mi cumpleaños!
    Y me encantó! Es cierto que el ritmo no es vertiginoso, pero no se me hizo pesado en ningún momento. Coincido contigo en que los personajes están maravillosamente perfilados, en lo que discrepo es en Daenerys. No sé, yo sentía pena por ella en los primeros capítulos, pero bien pronto se me quitó jaja
    Tengo muchas ganas del segundo, pero con el precio que tiene seguramente esperaré hasta navidades...:)
    1beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá me haya expresado mal respecto a Daenaerys. Me rtefería a que al principio era muy insegura pero poco a poco se va haciendo más fuerte y esa ingenuidad de las primeras páginas va desvaneciéndose hasta que desaparece (aunque imagino que eso se verá mejor en los siguientes libros)
      Un beso y gracias por comentar :)

      Eliminar
  6. A mí me resulto perfecto que puedo decir soy muy fan de este hombre y de su creación. ¡Qué ganas tengo de que publiquen ya la siguiente parte!

    ResponderEliminar
  7. HOLA SOY TYRION Y TE JODO TUS FEELINGS.
    Estoy pronta para leer el quinto. Que alegria esta saga en serio

    ResponderEliminar
  8. Yo estoy de las próximas en caer. Soy débil, ya tengo el libro y lo voy leer en breve. ¿Habrá alguien que se resista?
    Espero que me guste, ya me voy preparando para las muertes y sentimientos bailarines :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  9. TOTALMENTE DE ACUERDO. MARAVILLOSO (sí, en mayúsculas). Creo que es imposible leer este libro y no rendirte a él. Y no querer coger el siguiente. Y pese a lo denso que es, engancha cosa mala.
    Vaya, adictivo a más no poder. Así que me alegro muchísimo que tú también hayas caído a los pies de Martin.
    ¡Besos!:)))
    PD. Me encanta saber por los favs de twitter que eres tan particular como yo. Algún día encontraremos un amor por la calle que vaya leyendo :3

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.