16 octubre, 2013

Algún día este dolor te será útil, Peter Cameron



A día de hoy creo haber leído unos cuantos libros ya sobre el típico adolescente que deambula por las calles de una gran ciudad en busca de sí mismo, del sentido de su vida y de la nitidez en la imagen que surge al pensar en su futuro. Esta serie de novelas comenzó hace unos dos años cuando conocí a Holden Caulfield en El Guardián entre el Centeno, siguió Charlie en The Perks of being a wallflower que, si bien no deambulaba por ninguna calle, sí lo hacía por sus recuerdos y miedos, y por último me encuentro con James Sveck en Algún día este dolor te será útil. Tanto el libro como el protagonista tienen un nombre de esos que agarran y que se hacen recordar. Y quizá sea eso lo único que permanezca a través del tiempo; puede que sea lo primero que surja en mi mente cuando piense en él. Porque ocurrir, no ocurre mucho.

“Sé paciente y resiste; algún día este dolor te será útil.”

Lo que se escurre entre las páginas de esta novela no es otra cosa que las reflexiones de un joven y su soledad, la crítica al sistema capitalista que nos acorrala y a un mundo que no está hecho para acoger a todos. Nueva York es en este caso, como muchas otras veces, el escenario en el que los personajes extenderán ante nosotros la impersonalidad y el ajetreo de las grandes ciudades, el egocentrismo y la soledad a la que ésta les empuja. La galería de arte, el despacho de la psicóloga o incluso su propia casa muestran ese canibalismo profesional que surge de la presión social, del pavor al fracaso en cualquier ámbito de sus vidas. Es así como a partir de una idea bastante manida en la literatura, Peter Cameron trata de contar su propia historia, si bien con cierta originalidad en el esbozo de personajes, sin una base fuerte sobre la que construirla.

"Creo que eso es lo que me asusta: el carácter azaroso de todo. Que las personas que podrían ser importantes para ti pasen por tu lado y desaparezcan. O que pases a su lado y las dejes atrás. ¿Cómo podrías saberlo?"

Podría decir que Algún día este dolor te será útil es una especie de actualización de El Guardián entre el centeno - y me vais a perdonar por la constante comparación - pero los problemas sobre los que reflexionaba Holden son los mismos que los de James: el tiempo no ha cambiado esto y Nueva York - y el mundo occidental - sigue siendo a día de hoy nido de los mismos dilemas. Por tanto, ¿qué hay de nuevo en la novela de Cameron? Me temo que a esta pregunta le sigue una respuesta que no convencerá a todos. No aporta nada excesivamente nuevo pero sirve para reavivar las viejas cuestiones, dudas y reflexiones profundamente necesarias en nuestra juventud. Aquellas que nunca deberíamos dejar de hacernos y que, de una forma u otra irán configurando lo que somos. Algunos encontraréis - como yo - un apoyo en su protagonista, una sensación de no estar solo en tus pensamientos, de saber que hay más gente que, como tú, tiene dudas e inquietudes difíciles de compartir. Pero, cuidado, el final es desalentador y se va como si nada. Como en la vida, el "problema" de nuestro protagonista no se resuelve, simple y llanamente porque es irresoluble. Quizá el "problema" no sea de él, sino de todo lo que le rodea.

En definitiva, bajo esta novela subyace tal honestidad que no queda otra que respetarla, a pesar de que haya otras que desde mi punto de vista estén mejor escritas o fuesen - en su momento - más originales. Fácil y rápida de leer, con toques irónicos y algo de humor ácido, Peter Cameron escribe sobre la búsqueda de uno mismo en un mundo donde casi no nos dejan oír nuestros propios pensamientos. No busquéis acción ni aventura; no busquéis una obra maestra, y os gustará tanto como a mí.

8 comentarios:

  1. No he leido el guardian, asi que no tendria un precedente para comparar. Yo trato de no pensar en estos precedentes. pero este titulo ne llama bastante

    ResponderEliminar
  2. El guardián entre el centeno es un libro que leí hace mucho y que pienso releer. No me gusto, pero quizás fue por la temprana edad a la que lo leí. Esta novela que mencionas, por lo visto no es muy diferente a la mencionada, y como dices que no es que aporte nada nuevo, creo que prefiero leer a J.D. Salinger y ver si esta vez la historia me llega más.

    ResponderEliminar
  3. Las novelas de este género si me suelen agradar, el guardián entre el centeno y perks me dejaron muy buen sabor de boca, así que lo tendré en cuenta :D

    ResponderEliminar
  4. Me gustó "El guardián entre el centeno". Me ha encantado tu reseña, Elene, escribes y te expresas muy bien.
    Aunque éste libro, en principio no me atrae demasiado.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No conocia este libro,pero no termina de llamarme.
    Gracias por tu reseña.
    Besos ♥

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho esta novela :)


    Sigo tu precioso blog y espero que hagas lo mismo con el mio www.gabusiek.blogspot.com
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  7. No he leído el guardián entre el centeno.. Pero tengo ganas de leer este, que lo he descubierto gracias a ti.

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.