27 noviembre, 2013

Reseña: Ruth, Elizabeth Gaskell

Ruth · Elizabeth Gaskell · Editorial D'Época · 668 pgs. · Sinopsis

Parece mentira la confusión que perdura siglo tras siglo en las mentes de innumerables personas. Piensan en la ética y la religión como una sola cosa, pero no es así, porque eso significaría que aquel que no profesa ninguna religión es amoral, falto de ética, falto de guía. Parece mentira nuestro apego a la fe, a la tradición, a la estabilidad, a la irreflexión, a no cuestionar. Parece mentira cómo dejamos que otros hagan de los suyos nuestros prejuicios, y de sus miedos, nuestras pesadillas. 

La novela se desarrolla en una época en la que la redención es una meta casi inalcanzable, algunos pecados son imperdonables y ser "reaceptado" por la sociedad es algo prácticamente imposible. El yugo de la iglesia mantiene atados de pies y manos a todo creyente, y la "palabra de Dios" es retorcida y despiadada. Este es el panorama en el que Gaskell se mueve y en el que sitúa con delicadeza a su Ruth, de corazón noble y apariencia bella, parece aunar todas las virtudes que se tenían en consideración en la Inglaterra de finales del siglo XIX. Sin embargo, los errores son humanos y Ruth comete uno de los grandes: se queda embarazada sin estar casada con el hombre al que ama, el cual la abandona sin ninguna consideración. El camino que le aguarda - humillación, repudio - no deja lugar a dudas: debe esconder su pasado, mentir y vivir en silencio con la culpa. Mientras que para él, los remordimientos siguen y seguirán siendo un sentimiento desconocido. La evolución del personaje a lo largo de la novela no sólo es absorbente sino significativo: Ruth debe conseguir abrirse paso día a día en una sociedad estricta y rígida y enfrentarse a la parte más dura,  poder perdonarse a sí misma.

Elizabeth Gaskell pega una bofetada, pone la zancadilla o, en definitiva, mete el dedo en la llaga al escribir esta novela, pues supone poner sobre la mesa una situación inconcebible en la época: que el "pecado" no perturba el alma de una persona de forma irremisible, que la "virtud" y el perdón debe ser alcanzable por todos. El canto de la autora a la mujer "perdida", deshonrada - que por perder "la virtud", lo pierde todo - no es un grito de rabia al vacío; es una crítica apasionada, pero calmada y fundamentada, a la hipocresía y la falta de moral de aquellos que se jactaban de una ética incorruptible. De manera que, siendo la palabra clave "hipocresía", somos testigos de cómo esos mismos personajes de reputación intachable bailan con lo que ellos llaman "pecado", mientras que no tiemblan al juzgar con firme decisión a los demás. Esta indudable y profunda corrupción estaba muy extendida y por eso Ruth es una voz incómoda en oídos refinados que dice: "pensad, pensad en los agujeros que esconden vuestros razonamientos. Pensad en la incoherencia y - de nuevo - hipocresía que encierran vuestras palabras."


"[...]  es Su verdad, esto es, que no todas las mujeres que caen en el pecado son unas depravadas; que muchas - [...], que muchas, muchas , desean y ambicionan una posibilidad de regresar a la virtud, la ayuda que nadie les ofrece, la ayuda, aquella ayuda gentil y afectuosa que Jesús una vez ofreció a María Magdalena."


La forma de escribir de Gaskell es precavida y sutil, pero la crítica es firme. Utiliza numerosos pasajes de la Biblia - atacando con el mismo arma - para convencer del error de interpretación en el que había caído la sociedad, ya que esta había distorsionado la "palabra de Dios" a su antojo y en su beneficio. La bella forma en la que describe los paisajes nos relaja y predispone a una descripción aún más bella de la protagonista, cuyo honor y virtud nunca son puestos en duda por la autora - aquí muestra su más absoluta parcialidad -. Así, deja entrever su capacidad crítica y la seguridad en sus argumentos y en la opinión que quiere transmitir. Su mentalidad, más progresista que la de sus críticos, impregna cada página.

Crea personajes complejos y significativos, cada uno con algo que aportar - nunca para hacer simple bulto -. A parte de Ruth, cuya evolución es progresiva y cuyo final es, sino impactante, muy sugerente, encontramos al Reverendo Benson y su hermana, a la familia Bellingham, al señor Bradshaw, Jemimah, Leonard... Todos ellos serán una prueba para Ruth, pero también deberán pasar por sus propias pruebas. Ruth será, a su vez, la prueba para cualquier lector crítico de ese mensaje que Gaskell se esfuerza por comunicar. Suele ocurrir que en las novelas de época, el ritmo sea lento. Esta novela no marca la diferencia en ese aspecto, pero un desarrollo pausado deja lugar para la reflexión y eso es de lo que se trata. Una dificultad añadida en todas estas novelas es también el lenguaje, por lo que creo que es importante mentalizarse y ponerse en situación.

Quería remarcar la maravillosa edición por parte de la editorial D'Época, que se propone publicar clásicos inéditos en España y que en su momento dieron mucho que hablar en otros países - este el caso de Ruth, cuyos ejemplares fueron quemados y prohibidos en Inglaterra durante largo tiempo -. No es sólo la tapa dura, la calidad del papel o la preciosa ilustración de su portada, es la cuidada traducción (con cientos de aclaraciones a pie de página), además de una extensa biografía de la autora y un análisis de la obra en sus últimas páginas. Como no podía ser menos, Ruth se incluye en la colección Tesoros de época. Sí, es un pequeño tesoro.

Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar.

8 comentarios:

  1. Jope, qué envidia. Tan solo he podido ojear un poco los libros de esta editorial, pero coincido totalmente contigo. Para mí, esta editorial sí que vale la pena. Una que se precie siempre pondrá cuidado y atención en sus libros, y tanto esta como Impedimenta lo hacen y muy bien.
    Si ya tenía ganas de leer antes el libro, imagina ahora. Tanto por los temas que trata, como por ser un clásico y encima estar ambientado en ese época, todo forma un conjunto que creo que podría encantarme. Sin duda, tanto este como otros muchos libros (Evelina por ejemplo), acabaré leyéndolos.
    Y felicidades. Has hecho una reseña magnífica. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Ains, preciosa reseña para un libro simplemente genial! ^^
    A mi también me encantó y sobretodo me impactó muchísimo el rechazo tan brutal que generó en la sociedad de la época, cuando la pobre Ruth ya no puede hacer nada más para ser más adorable...
    En fin, ahí vemos realmente los estigmas de la época...
    De mis libros preferidos de la Gaskell sin duda (aunque al final "Norte y Sur" siempre tiene que estar por delante de todos los demás, no lo puedo evitar....) y el más crítico que he leído de ella...
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la reseña. El libro ya lo tenía fichado. Además, tengo ganas de probar las ediciones de esta editorial, porque todos decís que son maravillosas-
    1beso:)

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu reseña. Estas Navidades mi lista a los Reyes Magos va a estar llena de libros de D'Época.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que las ediciones de esta editorial son una maravilla, espero ir leyéndolos poco a poco, empezaré por Evelina.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Que ganas de leer algun libro de la autora :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el primero que leo de Gaskell y me ha gustado mucho su tono crítico y la inteligencia que subyace en cada página. Norte y Sur parece que es de lo mejorcito de ella, por lo que comenta la gente, aunque ha escrito bastante más.

      Un beso :)

      Eliminar
  7. Parece chulo, me encanta el blog y me quedo por aquí, ya te sigo.
    Pasate por mi nuevo blog porfa y si te gusta, no dudes en seguirme :)
    memoriesonthesky.blogspot.com
    Muchas gracias!! ^^

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.