18 enero, 2014

Reseña: Quedaos en la trinchera y luego corred, John Boyne

Quedaos en la trinchera y luego corred · John Boyne · Nube de Tinta · 253 pgs. · Sinopsis

Parece usual que en las novelas de guerra los personajes sean fuertes (que no bondadosos) y duros; que sean poderosamente superiores a las atrocidades de la batalla. No sólo la batalla de los soldados, sino la de las madres, los niños, los abuelos y los enfermos: la batalla en casa. ¿Y qué hay más poderoso contra la barbarie y la desesperanza que acompaña a una guerra? Precisamente John Boyne - al igual que muchos autores, para qué mentir - sabe que la figura de un niño, su inocencia, su ilusión y su intacta esperanza a estrenar, nunca puesta a prueba, es una de las cosas que un lector más aprecia al escoger leer este tipo de novelas. Quedaos en la trinchera y luego corred es una novela de personajes, por tanto, y en este aspecto no me quejo: no son excesivamente complejos, es cierto, pues se trata de una novela sencilla, pero tampoco son huecos ni vacíos por lo que resulta fácil conectar, introducirte en la historia y pasar las páginas sin pestañear. Y sin embargo, el desarrollo de la historia hace de esta una novela inverosímil. Los valores que pretende transmitir el autor son realmente dignos de tiempo y reflexión, pero como suele ocurrir - por desgracia- se cae en idealismos y pensamientos que suenan más a patrañas que a otra cosa. El escepticismo sale a pasear.

Qué grande es el mundo, ¿verdad? - dijo -. ¿Crees que en los otros planetas también se odiarán todos?

Este año hará un siglo que comenzó la I Guerra Mundial, así que os tengo que decir que si queréis leer alguna novela ambientada en ella, esta no sería la mejor elección. Es decir, hay otras muchas en las que realmente podréis encontrar una reflexión más profunda sobre este periodo de la historia. Eso sí, si buscáis algo agradable, suave, tranquilo, con personajes entrañables e incluso algo de misterio entonces este es vuestro libro. La búsqueda de Alfie es digna de alguna que otra lagrimilla y más de una sonrisa. John Boyne sabe llegar a través de sus personajes pero sin duda lo que falla en esta historia es la poca veracidad de los hechos. Ha sido demasiado para mí, quizá para vosotros no lo sea. 

No obstante, si habéis disfrutado de anteriores libros publicados por Nube de Tinta, este no es la excepción. Lleva la marca de la casa, por así decirlo: novelas amables con bastante carga emocional que invitan a pasar un rato encogido en el sofá en un día de invierno. 

6 comentarios:

  1. Bueno igual a mi el niño con el pijama de rayas me gusto aunque no fueran asi el gran libro y este no se ve nada mal

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Nina, en El niño con el pijama de rayas era una novela entretenida y tierna, pero con un trasfondo histórico inventado. Pues por lo que nos cuentas debe pasar lo mismo. Aun así tengo ganas de leerlo. Gracias por la reseña. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo perfectamente. Le falta un poco de realidad al libro y aunque los personajes son lo más importante de todo, también cojean un poco. A mí sí que me faltó una mayor profundidad, en realidad en todo. Entretenida sin más.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Tengo el libro esperando em la estantería, que ganas le tengo, este autor escribe muy bien y de momento sus libros no me han decepcionado

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy buena pinta, a ver si podemos leerlo en breves ^^. Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Después de lo que dices no me llama mucho, la verdad. El niño con el pijama de rayas me gustó, pero Barnaby Brocket me decepcionó, así que no creo que lo lea.
    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.